Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 17 diciembre 2009

Así, sin mayor problema ni remordimiento, me contradigo y cambio completamente la perspectiva sobre las sesiones de grupo que tenía hace tiempo.

Pero no lo hago de gratis; la verdad es que he sido influenciado por un gran profesional de esta industria publicitaria que tantas alegrías y desamores nos ha dado. Y es que los mentados “focus”, podrían convertirse en el mejor amigo del creativo. Un amigo mucho más querido que el mesero de la Agencia.

Supongamos que tras el tedioso briefing del proyecto, sale una idea poderosa y funcional. Entonces todos nos sentimos más tranquilos y decidimos hacerla todavía más grande para que le vaya mejor. Así lo hacemos. Borramos las cabezas varias veces, reescribimos los textos, cambiamos los bocetos y los key visuals hasta más no poder y finalmente queda buena. Realmente buena. Después sólo resta seguir al pie de la letra el brief de Cliente y hacer no más que la tarea, lo que Cliente quería, porque no podemos dejar de lado que seguimos siendo proveedores y nuestra labor es cumplir.

¿Imagínate no llegar con lo solicitado? Eso no nos va a pasar a nosotros. Entonces preparamos un par de caminos creativos concretos basados en el brief, y el recien pulido y fantástico camino que acabamos de sacar, en el que todos creemos y en el que todos confiamos. Y presentamos los tres.

El veredicto no puede distar más que la oportuna reacción del Cliente a la aprobación de cualquiera de los tres caminos creativos, porque todos se basan en el mismo documento. Sin embargo Cliente prefiere la solidez y claridad de lo ya probado, entonces decide ir a testeo con los dos caminos aburridos de siempre y es ahí cuando tenemos que jugarnos todas las cartas: tenemos un Cliente  pokerface que no dice nada, dos caminos aburridos y con la mano en la cintura, le aventamos un desafío:

-Ok, vamos a testear. Sólo te pido que metas mi versión para asegurarnos de que lo que tú elegiste, sea lo mejor. Digo, si ya vamos a sesiones, lo peor que puede pasar es que mi versión sea destruida por los consumidores y tú reafirmes tu punto de que eres el más chingón y que tenías razón, y yo no sé nada de nada de este negocio.

-Ok, no nos quita nada testear los tres caminos.

-Ok, perfecto. Avísame cuándo son los focus. -Le digo finalmente y me despido.

Un par de días después me encuentro cotizando el comercial que yo quería cotizar, porque a Cliente no le quedó de otra más que aceptar el resultado de las sesiones, y pronto estaremos filmando.

La realidad es que cualquier cosa que sea diferente, con un poco o mucha onda o con algo transgresor, siempre va a ganar. Aún en las sesgadas sesiones de grupo y éso, es un maravilloso as bajo la manga. Benditos sean los Focus Groups.

Bienvenidos todos.

Read Full Post »